7 comentarios

Comienza la temporada

Pues sí, comenzó la Liga como viene siendo habitual en los últimos tiempos antes del último fin de semana de Agosto y lo hizo en el Vicente Calderón ante un recién ascendido, la UD Las Palmas. Los canarios llegaban con la vitola de equipo que quiere jugar al fútbol, con un técnico que siempre ha apostado por echar el balón al césped aunque haya terminado siempre por costarle el puesto (es lo que tienen los equipos pequeños) y con unos jugadores que mejor o peor lo intentan. El Atlético estrenaba a Jackson y reestrenaba a Filipe y Óliver, del resto nada nuevo al menos en el once.

Especuló durante la pretemporada el Cholo con la nueva posición de Koke en el pivote, pero intuyo que el cambio en la planificación o el tiempo ha terminado por echar por tierra esa idea, al menos de momento. Al final, todo se resume en que Filipe vuelve a ser el lateral titularísimo, Óliver hará de Arda y Jackson de Mandzukic, del resto de fichajes aún no sabemos qué papel tendrán en el equipo. Entiendo que Savic llega para ser suplente (lo fue), que Vietto, Correa y Carrasco también serán jugadores de segundas partes mientras no se ganen el puesto y que el esquema del 4-3-3 que se podía intuir quedará aparcado sine die.

No sé qué opinará el resto de aficionados pero a mí el equipo por momentos me gustó, vi a un Óliver participativo dejando gotas de talento, un Griezmann cada vez mejor y en general un bloque que se está rodando con un mejor juego combinativo que el del año pasado. También he de decir que a ratos Jackson parecía más perdido que Ramos en un concurso de cultura general, y que quizá necesite un mes de adaptación a un sistema nuevo para él, desde luego no se puede exigir que a las primeras de cambio "la rompa", ni es Falcao ni podemos pretender que lo sea.

Otra nota positiva fue el gol de libre directo de Griezmann, pese a que golpea en el defensa siempre es bueno contar con gente que es capaz de hacer un gol de una falta, ya conocemos a la perfección la importancia de desequilibrar partidos desde la estrategia y cada vez será más complicado sorprender con un cabezazo a la salida de un corner.

Las Palmas tuvo sus oportunidades en la segunda mitad, en la primera estuvieron inéditos, y justo coincidió con el bajón físico de los rojiblancos. Sus oportunidades siempre llegaron a balón parado en fallos sonrojantes, el primero es de Filipe que descuida a su par y le permite cabecear en área pequeña (estrella el balón en el larguero) y el segundo un disparo en área pequeña tras barullo a la salida de un corner que Oblak en una estirada de película logra desviar. El resto fue más incertidumbre por la cercanía en el marcador que otra cosa.


El Atlético tuvo sus opciones con Torres y Correa, que salieron en el segundo tiempo, pero no lograron atinar en el marco canario. En general hay que quedarse con la victoria, las buenas sensaciones a ratos del equipo y la certeza de que tenemos un portero que da (muchos) puntos. El próximo compromiso es en el Pizjuán ante un Sevilla que tras su pinchazo en Málaga debe puntuar para no descolgarse del Atlético ya que podría verse 5 puntos debajo tras dos jornadas, para el Atlético la victoria sería fundamental antes de enfrentarse al Barcelona en la tercera jornada. 

9 comentarios

El Atleti que nos espera

Decía el Cholo en una entrevista a principio del verano que este verano no iba a ser como el anterior en el que habíamos perdido 4 titulares (Courtois, Filipe, Villa y Costa), que se apostaba por mantener el grupo y a partir de ahí íbamos a crecer. Pues a 16 de julio ya sabemos que hemos perdido a Mandzukic, Arda, Miranda (le considero titular puesto que en los partidos clave ha jugado si estaba al 100%) y ya veremos si sale alguien más como Siqueira u Oblak. ¿Qué ha cambiado desde entonces? ¿Desconocía Simeone que perdería esas piezas? Para mí los casos de Mandzukic y Miranda estaban cantados, sin contar con que el tema de Arda ya debía estar encaminado... ¿nos "engañaba" entonces Simeone?

Hay que puntualizar que a lo ya sabido, se especula con la posibilidad de sanción a Gabi por el tema del amaño (saldrá la resolución a finales de año) y la salida de Mario Suárez, dos hombres de los tres del pivote, ya que Koke actuará este año ahí pero hasta ahora no lo había hecho. Este cambio de posición me parece que da pistas acerca de lo que nos espera el año que viene.

Bueno, el cambio de posición de Koke junto a la venta de Arda que nos dejan sin volantes creativos unido al desembarco de delanteros del calibre de Jackson Martínez, Vietto más uno que ya estaba, Griezmann, y la posible irrupción de segundos espadas como Correa o Ferreira, más encaminados a los tres cuartos de campo que al propio centro del campo. Da la sensación que el esquema de juego cambiará, que jugaremos con tres jugadores puros de ataque a menudo y que en centro del campo podremos ver dos pivotes (uno de ellos Koke) y otro hombre que dependiendo del partido podrá ser otro pivote (en las grandes citas) o un hombre de enlace tipo Óliver/Saúl/RG. Todo esto son suposiciones en base a lo que tenemos actualmente, sin contar con que pudieran salir cedidos Correa, Óliver o Saúl, entre otros.

En la parte defensiva tenemos más carencias, salvo el lateral derecho donde Juanfran y Gámez cubren a la perfección el carril, en el eje de la zaga sólo tenemos a Godín y Giménez que parten como titularísimos y a Lucas/Gámez como posibles alternativas, esto contando con que Lucas también sería la alternativa a Siqueira en el carril zurdo. Es decir, nos hace falta un lateral zurdo y/o un central, fondo de armario.

El posible esquema es el siguiente:

                                                               Oblak /Moyá

Juanfran/Gámez             Giménez/Gámez            Godín/Lucas      Siqueira/Lucas

                                          Tiago/Gabi                         Koke/(fichaje)

                                                               Saúl/Óliver/RG

                                          Vietto/Correa                   Griezmann/Ferreira

                                                               Jackson/Torres

4 comentarios

Griezmann y Griezmann

El Atlético de Madrid salía a Riazor con la tranquilidad que daba el saber que el Valencia acababa de perder su partido con el Barcelona, luego pasase lo que pasase seguiría siendo tercero en la clasificación, pero con la responsabilidad del que sabe que un triunfo otorga la tranquilidad necesaria como para afrontar el tramo final de temporada.

El partido además era incómodo por su situación entre los partidos de Champions, con la posibilidad de que algunos jugadores pensasen indirectamente en el partido del miércoles. Afortunadamente Griezmann no entiende de treguas, muy pronto decidió que esto había que encarrilarlo con uno de los goles de la temporada, que si fuese otro jugador el que lo marcase hoy hubiese abierto los telediarios, pero como el que lo hace viste a rayas rojiblancas... la jugada venía de un corner, parecía haber perdido su mayor peligro después de un despeje, el balón dividido en la frontal del área que impulsa un rojiblanco hacia el francés en un aparente fuera de juego (3 metros por delante) de la defensa, pero había un defensor coruñés enganchado en el lateral del área que habilitaba al delantero, la resolución de la jugada ya la conocen, tijera-chilena que evita a Fabricio y entra en la portería. Mazazo para un Deportivo que debía remar a contracorriente.

El Atlético siguió a lo suyo, manteniendo la compostura sin pasar apuros ante un rival que tampoco tenía muy claro cómo lograr llegar a la meta de Oblak, tan solo balones colgados que eran un regalo para Giménez-Godín o para que el propio portero atrapase sin mayores dificultades. Sin grandes alardes llegó el segundo gol, saque de banda de Gámez que no acierta a despejar Sidnei y que le llega a la altura del punto de penalty a Griezmann, controla con el pecho y dispara seco junto al palo para marcar el segundo. Todo indicaba que el partido iba a ser plácido. Sin embargo todo se fue torciendo desde la expulsión de Simeone, desconozco si dijo algo o si simplemente se debe a una manía especial de Borbalán, pero el argentino se marchó a la caseta tras protestar una falta a Griezmann casi al borde del descanso, el equipo hasta ese momento se había desgastado poco física y mentalmente.

Del descanso volvió el Deportivo con ganas de más pelea y al Atlético más pasivo, dejando que llevaran el peso de la posesión y limitándose a buscar el contragolpe como única vía de ataque. En ese terreno pudo Griezmann sentenciar con el tercero, pero los fueras de juego justísimos y el buen hacer de Fabricio lo impidieron. Pronto salieron Jiménez y Torres por Griezmann y Arda, pensando ahora sí claramente en ahorrar esfuerzos de cara al miércoles. Los dos tan activos como desacertados, gozaron de una cuádruple ocasión que desperdiciaron, primero Jiménez la estrelló en Fabricio, después fue Torres el que con la posibilidad de picarla en el rechaza la volvió a tirar contra el muñeco, el tercer rechace le quedó a Raúl García que de nuevo la tiró al cuerpo de Fabricio, por último Jiménez la pegó junto al palo pero en esa ocasión la sacó un defensor a corner. Increíble que no se lograra el tercero.

Cosas del fútbol, del posible 0-3 se pasó al 1-2 en una jugada de Sidnei que más que un central parecía un extremo, yéndose de tres llegando a línea de fondo y poniendo un balón de oro en la cabeza de un Oriol Riera que no desperdició. Quedaban 15 minutos de tensión y nervios, la cercanía en el resultado daba alas a un Deportivo que veía posible el empate. De hecho hubo dos jugadas en las que se pasó miedo, un cabezazo que se perdió por poco y una jugada de estrategia que se embarulló, afortunadamente se logró amarrar el resultado y los tres puntos.


Con la derrota de hoy del Sevilla la jornada ha salido redonda, el Atlético tiene a 6 puntos a los andaluces (que son 7) que le permiten casi asegurar la cuarta plaza a falta de 6 jornadas, y a 4 puntos a los chés. Lo próximo es amarrar las semifinales de Champions, pero para eso habrá que esperar al miércoles. 

3 comentarios

Terceros de nuevo

Recuperó el Atlético de Madrid la tercera plaza en Córdoba ante un equipo que mucho me temo volverá a Segunda sin remedio, ni Ferrer era el culpable ni Djukic la solución, ahora tienen un entrenador interino porque no tiene sentido gastar más dinero en entrenadores cuando el destino ya está escrito. Reconozco que no vi el partido, mis vacaciones no me lo han permitido, pero dicen todos que fue un partido francamente pobre del Atlético, que se aprovechó de la debilidad local para sacar los tres puntos sin desgastarse mucho de cara al partido del martes frente a la Real. 

La liga va a estar competida hasta el final, el Valencia jugaba frente al Villareal para defender la tercera plaza en casa y no pudo pasar del empate a cero, es un equipo el de Nuno que es fuerte defensivamente pero que tiene sus limitaciones en ataque, fuerte en casa e irregular fuera, la salida a San Mamés del jueves será importante para ellos. Y lo será porque el Sevilla no cede, ganó en casa a los bilbaínos para seguir a la espera de que Atlético y/o Valencia cedan puntos para agarrarse a los puestos Champions. Ahora están a 3 puntos del Valencia, que es el que cierra la Champions y por qué no pueden terminar agarrando el billete, un tropiezo ché en Bilbao y una victoria sevillista en el Ciudad de Valencia puede acercar aun más el objetivo. 

La lucha por el título la veo lejana por no decir imposible, para qué mentir, el Barcelona nos aventaja en más de dos partidos pese a que debe visitarnos en la penúltima jornada y el Madrid en 5 puntos, ambos debiendo jugar frente a Valencia y Sevilla, es cierto, pero lo casi imposible, partido a partido, primero a ganar a la Real Sociedad y después vamos viendo. 

4 comentarios

Sin pólvora

El Atlético de Madrid sigue en crisis, y lo está por la falta de pólvora arriba, con el de ayer ya son 6 partidos en los que el equipo solo ha conseguido un gol (el de Koke frente al Valencia) y en esos partidos da igual las combinaciones con las que juegue el equipo con Torres, Mandzukic, Griezmann y RG. El equipo atrás goza de seguridad defensiva, en los mismos partidos apenas ha encajado más allá de fallos arbitrales (Vigo) o puntuales (Valencia), pero cuando se pasa del medio campo no hay ideas. Ayer las crónicas dicen que Casilla fue el que evitó la victoria rojiblanca, pero tan sólo hubo una parada a cabezazo de Torres que tampoco definiría como de mérito y otra a RG que sí, esa si podíamos decir que hubiese podido ser gol. También un gol mal anulado a Griezmann, pero en general el bagaje ofensivo es paupérrimo para un equipo que necesitaba ganar si quería amarrar la tercera plaza.

No hace más de dos semanas se decía que el Valencia no era rival, en aquel momento todavía teníamos dos partidos de diferencia y la posibilidad de dejarles a tres si ganábamos a Sevilla y Valencia, el problema es que no se consiguió y ahora mismo tenemos a unos delante y a los sevillistas a 4 puntos por detrás, es decir, mucho cuidado porque como la mala racha se prolongue mucho más tiempo en vez de preocuparnos por el Valencia vamos a tener que mirar hacia abajo por lo que pueda pasar. Quedar 4º ya será un mini fracaso, pero ser 5º aparte de las repercusiones económicas, supondría un palo gordísimo deportivamente hablando.

El equipo está justo en el centro del campo, le faltan ideas, Gabi no es el del año pasado y lo notamos, Tiago peca de irregular (la edad pesa), Mario no termina nunca de cumplir, y más allá de Arda y Koke el equipo no tiene jugadores con el talento y la capacidad de inventar jugadas, una vez que anulan su juego el rival tan solo ha de esperar a que nos ahoguemos solitos, falta talento. Faltaba ya el año pasado, no nos engañemos, pero se suplía con las subidas de un Filipe que era más un centrocampista incrustado que un lateral, con las arrancadas de fuerza de un Costa que batallaba con todo y con todos más el estado de gracia de un Gabi que fue el mejor centrocampista de la liga, este año hemos perdido el puñal por la izquierda y ese 9 que tan bien le venía al estilo de este equipo, Gabi sigue con nosotros pero anda perdido quizá por los temas extradeportivos que le rodean.

Necesitamos que al menos las piezas que tenemos rindan como al principio de temporada, que Koke y Arda recuperen el nivel, hemos echado de menos a Koke en las semanas que ha estado lesionado, que el affair Mandzukic no siga perjudicando y que los delanteros en general recuperen el olfato.  


El próximo martes tenemos el partido más importante de la temporada, hay que remontar ante el Bayer Leverkusen y no vale con ganar por un gol de diferencia. No llega el partido en el mejor momento de la temporada y encima contamos con las bajas de Godín y Tiago, tendrá que comportarse Miranda y Mario hacer un gran partido si queremos remontar, sobretodo no encajar goles y esperar a que algún gol caiga de nuestro lado. No hay que volverse locos, el 1-0 nos vale para forzar la prórroga pero un 0-1 nos dejaría con pie y medio fuera de la competición, a ver qué partido plantea el Cholo. 

3 comentarios

Peligro

Ya se puede decir sin miedo a equivocarse, el Atlético de Madrid está en crisis, más allá de que Simeone haya dado por bueno no perder frente a Valencia y Sevilla, lo cierto es que se perdió en Alemania y en Vigo, entre medias se ganó al Almería, pero de 5 partidos se han cosechado 5 puntos en liga y una eliminatoria cuesta arriba. Decíamos justo antes de estos partidos que eran los que iban a marcar la temporada, porque unos buenos resultados eliminaban rivales en la lucha por la Champions y por otro lado había que volver de Leverkusen con un buen resultado. No ha sido así.

El domingo el Valencia planteó un partido incómodo, defendiendo fuerte y dejando pocos espacios, convirtiendo el partido en una batalla física en la que los violentos eran ellos y no nosotros, pero ya sabemos cómo se las gastan los voceros... Aun así se logró desnivelar el partido con un tanto de Koke que aprovechó un balón suelto en la frontal para reventarla, justo premio al único equipo que había buscado el tanto. El equipo echaba de menos a Griezmann lo mismo que había echado a Koke este tiempo de atrás.

Pero en la segunda parte todo se torció, poco a poco el equipo fue reculando según se le acababan las pilas a un voluntarioso Torres y a un recién recuperado Koke, cuando desaparecieron para dar paso a Mario y Mandzukic el Atleti ya no volvió a ser el de la primera parte, el croata pasa por una fase apática que no sé muy bien si se debe a la suplencia en Sevilla o la suplencia allí ya fue fruto de esto primero (lo del huevo y la gallina), pero es evidente que el equipo está pagando este capricho del punta. Aun así se dispuso de una ocasión clarísima de Tiago a balón parado que, en área pequeña, golpeó el travesaño.

El Valencia poco a poco fue llegando a las inmediaciones del área sin llegar a disparar, era un terror psicológico, pero fundado. En una falta lateral absurda a Gayá llegó el empate. Parejo botó la falta con una parábola fácil para Moyá que, sin embargo, en vez de despejar a corner la dejó muerta en el área para que Mustafi nos rematase a bocajarro. Con el empate los valencianistas se espolearon, pensaron que podían incluso llevar mayor botín ante unos rojiblancos a la baja. No fue así porque Jiménez, que había salido como último recurso, forzó la expulsión de Javi Fuego que apaciguó a los chés.


En definitiva, mala segunda parte del equipo que Moyá penalizó con dos puntos (por favor, Oblak ya) y que nos deja con la incertidumbre de la tercera plaza, olvidándonos ya de la Liga por más que insista el Madrid en engancharnos a ella. Preocupa la actitud de Mandzukic y la poca pólvora del equipo en los últimos partidos (1 gol en los últimos 330 minutos). Tenemos carencias en el lateral izquierdo, en la portería (Oblak debería tener minutos) y en el centro del campo, eso está complicado de solucionar a corto plazo, pero debería ser prioritario en verano. 

6 comentarios

Preocupante

El Atlético de Madrid llegaba a Sevilla con las dudas de las salidas de Vigo y Leverkusen, ambos partidos se habían saldado con sendas derrotas y el equipo no había dado la talla, la incógnita era cómo se comportaría ante un rival tan complicado como el Sevilla.

El Cholo planteó el partido para no perder, y no lo hizo, trivotazo en el centro del campo más el músculo de RG con Arda y Griezmann como únicos jugadores de talento, la idea era aguantar a los hispalenses para aprovechar alguna ocasión que pudiese caer de nuestro lado. El resultado fue que los sevillistas se hicieron con el balón y las ocasiones mientras los rojiblancos tenían el pelotazo y las conducciones de 50 metros como único recurso para acercarse a la meta de Sergio Rico. Así es muy difícil, impropio de un actual campeón de liga.

El Sevilla las tuvo de varios colores, con un disparo de Iborra al palo incluido, el Atleti acumulaba muchos hombres delante de la defensa pero eran incapaces de defender bien, generando desequilibrios que los locales aprovechaban para ponernos en aprietos.
La única opción que teníamos era cazar algún corner y la falta en la frontal que botó Griezmann a las nubes. Paupérrimo balance.

En la segunda parte más de lo mismo, tan solo la salida de un eléctrico Torres mejoró la cara rojiblanca, el Niño era capaz de zafarse de los defensas en velocidad y crear peligro con solo encarar la meta, lástima que el francés no estuviese en la misma onda. Incluso pudo ver la roja tras un entradón a la rodilla que se saldó con amarilla anaranjada.


Lo preocupante del partido no fue el empate, que es un resultado más o menos normal en un campo como el Pizjuán, sino la falta de juego, el pobre rendimiento de algunos jugadores y la poca fiabilidad del equipo fuera de casa. Hace una semana decíamos que se acercaban los tres partidos más importantes de este tramo de temporada y ahora podemos decir que una derrota y un empate es un bagaje pobre, más vale que ganemos la próxima semana a un Valencia que ya está a un punto de nuestra plaza, para ello necesitaremos nuestra mejor versión.