Campeones de Copa

Se cumplieron las estadísticas y el Atlético, como es costumbre, derrotó al Real Madrid en una finalísima que se dispute en el estadio blanco. De paso, rompió ese otro "maleficio" de derbys ligueros perdidos con los colchoneros, pero esto era otra cosa, era una final y éstas se ganan, no se juegan. 

A estas horas, recién terminado el partido sólo se me ocurre felicitar a todos los jugadores y cuerpo técnico por el esfuerzo realizado durante 120 minutos, además de toda la parroquia colchonera que vivió el encuentro con la intensidad y pasión que merecía. 

Mención especial para Courtois, el auténtico héroe de la final con varias paradas de mucho mérito y aliado con los palos, para Miranda que marcó a lo Pantic (lo dijo Lalo en el momento), para Gabi que fue el Gran Capitán y para TODOS, qué coño. 

Ale, ¡a celebrar!

btemplates

36 comentarios:

Europa dijo...

Te "debía" una visita y qué mejor día que hoy, enhorabuena ;).
Un saludo!!

Hernán Cortés dijo...

Que coño, CAMPEONES. Ya me explicaréis como ha sido el partido... No he podido verlo porque me daba un infarto. Me he tirado las dos horas viendo a los Simpson, un programa de chistes de Eugenio y el boxeo (cambiaba de canal de vez en cuando pero porsiaca me retiraba)

Y que mejor partido para ganarles que una final en su cuadra.

Felicidades para todos, para los presentes y para, también, los ausentes.

Suro dijo...

CAMPEONES!

Enhorabuena a todos, los que creían y a los escépticos (y a los que éramos una cosa y acabamos siendo otra) y a los que habéis podido vivirlo en la propia cuadra: sé que no lo olvidaréis nunca.

Y mi mención especial para los supuestos atléticos que deben de estar jodidos por no poder venir a mofarse una vez más sacando pecho y que les tiene que joder lo indecible que esta noche hasta volvió Juanfran, ese al que esperábamos y que en una sola maniobra ha demostrado que es un enorme defensor, cerrando la puerta del gol (junto a Mario) cuando su portero había salido a la compra.

Volvió Juanfran, volvió la victoria sobre los ciervos, volvieron los títulos y volvieron a callarse los cornudos que deberán guardar silencio otros catorce años porque volveremos a perder en liga, casi lo estoy deseando, pero nuestra sonrisita matará su risa: EL ATLETI GANA CUANDO QUIERE, EN LAS GRANDES CITAS, LAS QUE ESTÁN A LA ALTURA DE SU GRANDEZA!!

¡¡AUPA ATLETI!! y...

¡¡SER DEL ATLETI SIGUE SIENDO LA OSTIA!!

Ricardo dijo...

Mañana os cuento.

Esto ha sido la polla con cebolla (que estaba a unos metros, calentando durante una hora). Qué manera de tapar bocas, qué espectáculo el cuernabeu vacío, y una pancarta donde dice siempre fieles -de los ultraful- sin nadie que la sostuviera.

Quien se quiera ir de este equipo, que se vaya.

La familia de Juanfran es de puta madre, por cierto.

alaggo dijo...

Parece ser, como dijiste Pablo, que el partido de liga con nuestros titulares y sus suplentes, que perdimos, era una estrategia del cholo.
CAMPEONES!!!!! y en la cuadra. No se puede pedir más.

pablo dijo...

Yo no lo dije, creo que fue Suro. Aquel día estaba un tanto hundido, costaba creer que con el papelón que se marcaron pudiesen ganar en una final... pero bueno, ayer todos estuvieron inmensos y además la suerte estuvo de nuestro lado (los palos también juegan).

Suro dijo...

Resaca de campeones:

Nos sacudimos antiguos fantasmas, maldiciones y demás supercherías. No ha cambiado nada ¿o lo ha cambiado todo? En 120 minutos hemos desterrado, al menos para muchos años venideros, las gracias, mofas y pancartitas de "Se busca rival digno..."

En solo 24 hs he visto tragar bilis a decenas de vikingos, cada uno con su Roncerito interior. No hace falta decirles nada: cuando uno se ha declarado atlético de toda la vida y en una ciudad mediana como ésta (vale también el concepto barrio o centro de trabajo/universidad...) los que te conocen saben que llevas el escudo en el corazón y la bandera en la mano a diario, ganes o pierdas o vuelvas a perder y, en días de resaca de épica como hoy o como ayer, solo el verte aparecer les recuerda que hay días que deberían haberse quedado en la cama.

No sé vosotros: yo no suelo ser chulo ni ventajista y menos en temas de fútbol donde lo que hoy es victoria mañana, y pasado, puede volverse en tu contra en forma de derrota, especialmente si eres del Atleti y tu enemigo natural es del equipo milenariamente galáctico-sideral. Pero hay sonrisitas o miradas con intención que a más de uno le suenan a "chúpate esa, grandísimo hijo de la gran puta, cornudo de mierda!!", que no digo que no sea lo que voy pensando, pero en días como estos, tampoco es necesario pronunciar tan acertadas palabras.

Estoy deseando que llegue mañana: forzar el encuentro con los indeseables y buscar el abrazo con aquellos que comparten nuestra misma alegría, algunos de los cuales estuvieron en la cuadra y sabe dios en qué comisaría pasaron la noche...

La del viernes fue una gran victoria, fue un manotazo a la historia reciente del fútbol español y de los enfrentamientos entre equipos de la capital. En una noche hemos convertido en confetti todas aquellas pancartas y hemos recargado de munición nuestras armas con las que velaremos en la garita de guardia evitando que vuelvan, por muchos años, la gilipollez, la chulería y la risita socarrona de quienes se han creído dioses superiores a cualquier desgraciado seguidor de lo que no es su equipo imperial.

Todos hemos oído y leído que lo del viernes le viene muy bien al real mandril: casi que era lo que querían que pasara; ese punto de inflexión que necesitaban para empezar, mañana mismo, la carrera hacia su tan ansiada "décima copa", ya sin Llourinhos ni Karankas ni mediocridades indignas de lo más grande que jamás ha existido. Que sigan así: cada vez nos dan más alegrías.

Cuando arrasamos al Chelsi hace unos meses con un Falcao magistral la totalidad de cornudos anunciaron la segura compra del colombiano por el club de Cuerna Espina, seguramente financiado por la misma entidad que nos robó a Forlán y al Kun en años anteriores: el Banco de sus sueños.

Pero la enorme grandeza del triunfo del viernes es que no hay un super-héroe que contratar ni activo alguno del que despojar al enemigo: fueron once valientes, un general magistral y cuarenta mil gladiadores que tomaron el teatro de los cuernos y redujeron a cenizas los enormes egos de millones de cornudos y hubo una sensación unánime: ningún jugador rojiblanco ni ningún miembro del cuerpo técnico cambiarían de acera por nada del mundo, y valgan dos ejemplos: vimos llorar a Juanfran, ex-jugador blanco, hasta no hace mucho cuestionado desde estas ilustres páginas que pulsan el sentir general de toda una afición, declarándose, de por vida, como uno de los nuestros, de esa religión que tan difícil parece abrazar pero que resulta imposible olvidar. Y vimos a Curtuá, un chaval, el héroe de la final, con un contrato que dice que está casado con otros pero con una actitud que demuestra que se quiere quedar aquí, cantando micrófono en mano, esa canción tan entrañable y que hago mía para resumir lo que me encantaría entonar a pleno pulmón: "SALTA, SALTA, SALTA, PEQUEÑO CANGURO Y A LOS MADRIDISTAS QUE LES DEN POR EL CULO"

pablo dijo...

Enorme, Suro. Plas, plas, plas... Casi queda feo decir algo ahora.

Pero voy a decirlo, son asquerosísimos los comentaristas de cualquier cadena, si ves Telecirco/Cuatro son antiatléticos empezando por Kiko (es un palangana descarao), en telerisión apañola entre Sanchís y Rivero no sabes a quién le desearías una gastroenteritis aguda antes (llegaron a justificar el entradón de CR a Juanfran entre otras cosas) y los de TeleRM ya se llevan la palma incluso vendiéndonos jugadores el día de la celebración (muchos se iban a ir según ellos)... pero sabéis qué, se JODEN que la Copa y la gloria es NUESTRA.

Después, se irá Falcao u otro, pero eso da igual, el más importante de todos es Diego Pablo Simeone y esa base de canteranos que llega (Óliver, Saúl, Manquillo...) que se une a los que ya llegaron para quedarse (los Gabi y Koke fundamentalmente), más los líderes en la sombra que no llenan páginas de periódicos pero que son importantísimos (Miranda, FL...).

Simplemente hay que acertar con los recambios, Y FICHAR A COURTOIS, aunque nos pidan 20 millones, un portero como ese nos solucionaría la portería para la próxima década, mejor 20 bien pagados que invertir 8 en Asenjos y demás candidatos sin probar en una portería de semejante exigencia.

Saludos a todos, campeones.

ÁnGeL R. dijo...

¡¡¡CAMPEONES!!!
Muy buen planteamiento de Simeone en la Final. No dejó respirar al R.Madrid,supo jugarle y la Copa se viene al Calderón.
¡ENORME ATLETI!
www.atleti1903.blogspot.com

de la Riva dijo...

Vaya, muy bien dicho Suro! Que orgullo de equipo, así da gusto, ganen o pierdan.

Aquí tenemos puente, así que pude celebrarlo a tope, y mañana lo dedicaré a recuperarme física y psicológicamente.

Muy feliz, no me lo merezco, pero bueno, el resto de atléticos sí! Así que un abrazo a todos, y a disfrutarlo. Que en breves empezamos con el veranito y los movimientos de jugadores y demás coñazo.

AUPA

lalo dijo...

-Tras varios días sin entrar,he leído textos estupendos. Felicidades a los autores.

-Y felicidades a todos por este dia q se quedará grabado como el día más feliz, futbolísticamente hablando, de nuestras vidas de los últimos 20 años. (Sólo lo superará cuando el cholo nos dé la Champions).

-Ahora hay q reforzar. Los primeros movimientos son ilusionantes. Toulalan casi cerrado y oferta por Diego Ribas(último año de contrato,debería de venir).
Falta acertar con la guinda del proyecto. El 9 si Radamel se va. Hoy ha dicho Antonio Sanz en radiomarca q Suarez es el objetivo número uno. Y me parecería un acierto.
Una delantera Costa-Suarez sería temible(en todos los aspectos).

-Y acertar con las bajas. Si por lo menos no podemos desprendernos de los casposos,por lo menos q no debilitemos al equipo en demasía.

-Gracias Atleti. Gracias,Cholo. Hay q ser del Atleti para entenderlo. Siempre hay q creer.

unoquepasaba dijo...

bueno, una vez pasada la resaka futbolistica ;)......
jajaja ..... Y la prifecia se cumplio. En los albores de este curso, se me paso por la cabeza la profecia de que solo cambiariamos de ciclo con el madrid en una final y mira parece que ha salido, lo comente por aqui y con los amiguetes y mas de un mandrilista me lo recordaba antes de empezar el partido para acto seguido preguntarme que cuantos goles nos iban a meter esa noche.... cuando termino el partido.... ;) yo solo miraba y sonreia, puf que momentazo.
Con respecto al partido, no se ha querido decir por los medios o son tan ineptos que ni se dieron cuenta, pero el Cholo le ganó la mano en la pizarra al portugues. Si haceis un esfuerzo y recordais el partido, sobretodo la primera parte, el Atletico basculaba, aparentemente de mas hacia su banda derecha, dejando TOOODOO un carril y via libre a Esien (ese crack XD ) que terminaba recibiendo el balon, y casi todos los balones del madrid en la primera parte los terminaba subiendo el, con lo que ya teniamos la mitad del trabajo hecho, una vez recibia, se contrabasculaba y a presionar, o la perdia, o interceptabamos el pase, o si llegaba el pase, era tan malo que el que recibia solia terminar por perderla. GRANDE Cholo, Gracias Mouuuuu
para terminar, uno de los mejores momento de la noche, esa bailarina desquiciada, que tira por tercera vez al palo y clama al cielo gesticula.... llora?.... por mi cabeza solo paso una cosa:
¡¡¡¡ NO ESTA LLOVIENDO!!! ¡¡¡¡CRISTIANO ESTA LLORANDO!!! JAJAJA

Perico dijo...

Esta copa no ha sido la de la juerga, ha sido un grito mudo de liberación y noche de puños en alto. El orgullo de quien confía y se reivindica. La celebración fue serena, tranquila y orgullosa. No puedo elegir qué título he disfrutado más; cada uno tiene sus antecedentes y todos han sido muy importantes para mí (menos las supercopas de Mónaco, que te alegras pero no las sientes como un título). Ya he cumplido, sobradamente, los 40, por lo que he visto 5 copas, 1 liga, una Europa League y otros torneos "menores" como la Copa de la Liga, la supercopa Española y las dos supercopas europeas (más la Selección, que aunque no es comparable, también tiene su puntito).

No puedo decir que este sea el título que más he disfrutado, pero sí tiene un sabor muy especial, por ser contra el Madrid, contra este Madrid, y con esa plantilla y presupuesto, romper la puta racha de 13 años sin ganar, callar las bocas de muchísimos listillos. Y por haber perdido las finales de Copa del 99, 2000 y 2010.

Esta Copa, la Supercopa contra el Chelsea y las dos Europa League nos tienen que quitar todos los complejos de una puta vez, ya no somos el pupas, hemos pagado todas nuestras culpas de la época del Gilismo y el Club, a pesar de los dirincuentes, ha crecido poco a poco, peldaño a peldaño, sabiendo que habrá nuevas cagadas, ventas de última hora, fichajes estrambóticos, ...

Perico dijo...

Perdon, 2 Europa League.

Mi noche no fue demasiado especial. Quedamos todos los amigos que vamos habitualmente, esta vez venían dos niños de 11 y 12 años. Cogimos el bus para llegar cerca del Bernabéu y acercarnos callejeando y tomando algunas cosillas por los bares del barrio de Estrecho. Con calma, pues no queríamos que los niños se asustaran. A la que nos íbamos acercando todos hablábamos del partido, convencidos de la victoria pero prevenidos por si la noche salía torcida y perdíamos, no queríamos un disgusto de dimensiones milenarias (como dicen los subrealistas).
Mi entrada estaba justo detrás de la portería de fondo norte, en la fila 10, lo que te hace dejar de ser un espectador y te hace sentir como un recoge pelotas. 125 € por esa entrada me parece un robo. Si esas entradas son las que no quiere nadie y son las que dan a los niños en los campos serios (mis primeros partidos en el Calderón fueron en estos sitios). Ahí no estaba el Frente, sino que eran las entradas reservadas para las peñas.

Haciendo de tripas corazón intenté ver el partido. La gente muy nerviosa, emocionada y, como buenos atléticos, confiados en la victoria. Pero antes había que sufrir, incluso morir si era necesario.
Cuando metió el gol Ronaldo nadie se vino abajo, todos decían que poco a poco. Y la verdad es que el equipo fue de menos a más. Se liberó de los nervios gracias a esos metros que dan muchos equipos cuando tienen el resultado a favor.
El empate vino pronto. Fue vital que se igualara en la primera parte. No pude ver bien la jugada de Falcao por mi posición, pero parecía que el pase a Costa era más cerca aún del área.

A pesar de los postes y oportunidades del Madrid, el Atleti fue jugando mejor, estando mejor colocado, controlando el partido. No querían la prórroga e intentaban aprovechar sus oportunidades y corners antes del minuto 90, pero sin volvernos locos.

Sobre el duelo de aficiones, creo que la del Atleti no estuvo tan animosa y cantarina como era de esperar. Quizá los nervios de muchos de los que ahí estaban les llevaban a guardar silencio.

Pero yo ya estaba afónico desde el empate. La falta de costumbre en cantar y en el beber me destrozaron la garganta, todavía sigo renqueante hoy.

Y llegó la prórroga. La gente se vino arriba. Era el momento, muchos nos acordamos de los gestos de ánimo de Molina en la Final de Copa en Zaragoza el año del Doblete. había que darlo todo.

Y vino el gol, el delirio. Ya os podéis imaginar, unos llorando, otros por el suelo abrazados, caídos, abrazos con todos, con los de delante, los de detrás y cada uno dando una recomendación: que si calma, que si controlar el partido, que si cortar el juego a hostias y perder tiempo hasta el final de la segunda parte de la prórroga, y animar hasta morir el que pudiera liberar sus nervios de esa manera. Cada uno tiene su forma de sentir el futbol y los nervios.

La gente había estado interpretando las paradas de Curtuá y los tiros a los palos como una señal de que el partido no se nos podía escapar. Parecía que esa era nuestra noche. El Madrid se encargó de hacer el resto al no tener fondo físico ni un plan B cuando cambia el guión.

Lo mejor, la cara de los niños cuando el árbitro pitó el final. Llevan de socios toda su vida y han tenido que aguantar mucha mierda. Decían: ¡Toma ya, y en su campo, y nosotros viéndolo en directo!

Después de tantos años, uno comprende que ser Atlético sigue mereciendo la pena.

Perico dijo...

Lo bueno vino en la celebración. El partido lo vi de pena, pero estar tan cerca del campo y ver la emoción de los jugadores, cómo querían celebrarlo con la grada, sentías que te estaban mirando.

El momento de Gabi subido a hombros con la Bandera en la mano y al final, cuando se cantó el himno del Atleti, fueron los mejores momentos.

Ver a Curtuois clavando la bandera del Atelti en el cesped del Bernabéu.

Grandioso.

Al final todos nos hicimos fotos, no de recuerdo en plan paleto, sino para que se viera lo que siente un Atlético cuando gana en el Bernabéu. Terreno conquistado.

Ya me las pasarán mis amigos. Se me olvidó recargar la batería y el teléfono se me apagó en el intermedio.

Luego no hubo celebración, ni demasiados copazos. Alegría inmmensa en un ambiente tranquilo. Y mucho respeto para los pocos aficionados del Madrid queaún seguían por la calle a esas horas. No escuché que nadie les gritara o increpara.

Perico dijo...

Perdonad mi redacción. Estoy en el curre y escribo y publico rápido.

No me pasó nada especial o reseñable. No tengo una vida glamourosa y no tuve ninguna anécdota que contar. Pero yo disfruté, y mucho. Y me sentí liberado; habíamos recuperado nuestra honra. Nos la había devuelto el que nos la había quitado. El propio Atleti.

Y disfrutamos; como cuando en junio del 92 bajábamos por la Castellana, camino de Neptuno, sintiéndonos los dueños de Madrid. Saboreando cada paso, cada momento, canturreando y sonrriendo, con esa cara de bobo que se te queda cuando ganas algo o te pasa algo importante...

Porque para nosotros, el Atleti es importante.

Ricardo dijo...

Por fin saco un rato para escribir, que estos días han sido una locura…

Debo comenzar entonando un clásico de Internet: OS LO DIJEEEEEEEE, OS LO DIJEEEEEEEE

Llevaba meses convencido de que nos la llevábamos y según viajaba a Madrid seguía igual de seguro. Me alojé en casa de una prima que me preguntó qué planes tenía si ganábamos: le dije que era impredecible, dejarse llevar es lo suyo. ¿Y si perdíamos? Le respondí que no contemplaba esa posibilidad. Debí ser muy convincente, porque ella fue la única en su trabajo que apostó en la porra por victoria rojiblanca (la clavó, 1-2).

El gran día amaneció feo y acabó bonito: como el partido. De primeras nos tocó aguantar el chaparrón: como en el partido. Estuve de cañas en los bares aledaños al sagrado templo. Aproveché para quedar con amigos de Madrid y hablar de todo menos fútbol, pero por dentro la emoción iba bullendo a fuego lento. Cuando se abrió un claro, lo aprovechamos: como Costa. Café, pasteles y una botellita de ron, y las pulsaciones que van subiendo.

Descanso. Viaje en cercanías desde Pirámides a Chamartín –a todo cerdo le llega, por cierto-, y en el trayecto ya se acaban las dudas. Entre la cafeína, la adrenalina y nuestro amigo el ron la contención va dejando paso a la euforia. Llega la hora de la verdad. Aunque en principio las cosas están igualadas, la sensación es que vamos por delante. Como en el partido, sí.

[…]

pablo dijo...

Ricardo, tu mensaje ha debido perderse en el ciberespacio o te ha dado un infarto de la emoción del momento... jejeje espero que nos termines tu historia.

Yo lo ví en casa, en la intimidad que no te presta un bar o un campo de fútbol, estos partidos me sientan fatal cuando los veo en compañía. Putos nervios.

Ricardo dijo...

Estaba comiendo, que no sólo de gloria y éxtasis vive el hombre (por más haya quien en desmentirlo fin de semana tras fin de semana):

[...]

La entrada al Cuernabeu es impresionante. Es una pocilga cojonuda, hay que reconocerlo, especialmente por lo cercanos y verticales que parecen los fondos. Los asientos ya están ocupados en su mayor parte, los colores revelan dónde están los buenos. Desde el inicio la hinchada colchonera sale apretando, los mandrilistas animan a tirones, en jugadas concretas, pero la grada se va inclinando cada vez más hacia nuestro lado. Como en el campo pasó en la segunda parte.

Estábamos en unas entradas cojonudas, a escasos metros del campo y cerquita de los familiares de los nuestros, aunque justo al lado me tocó una guiri cincuentona y madridista. Ser del trampas siendo español tiene delito, pero se entiende que pasa por inercia social. Serlo habiendo nacido en otra parte del mundo es puro mal gusto: como pasearse con un gorrito mejicano y creerse el no va más de la integración española. La pobre señora tuvo que aguantar mi progresiva exaltación.

A veces bromeo acerca de cómo la realidad en ocasiones parece guionizada, escrita por una mano ausente a veces genial y a veces llena de clichés. Situaciones que de encajan de tal manera que es difícil imaginar que se deban puramente al azar. No es posible mejorar el guión del viernes, si se me ofreciera reescribirlo no movería una coma. Aunque salimos bine plantados al campo, tuvieron que adelantarse los merengones. En un corner nacido de un fallo tonto de Mario, y con un CRPoyas que se quita a Godín de enmedio de un empujón. Para los madridistas, la historia de siempre, a ir despiezándonos sacando partido a nuestros errores. Pero sólo era una apariencia: en el campo la sensación no fue ese abatimiento, ese "ya empezamos", ese "buenos días excursionistas" del día de la marmota. El golpe dolió, pero ni la afición ni los jugadores bajaron los brazos. Era casi un reto: en vez de ganar arrollando como en Hamburgo o Mónaco, ganar aguantando. Resistir golpe tras golpe, y aceptarlos como pasos hacia la victoria, y no como magulladuras. Hicimos de cada palo una celebración, una ocasión para burlarnos de un rival que se desquiciaba.

Utilizar un comienzo manido, que todos conocen, pero modificarlo sutilmente para que, sin notarlo, nos aproxime a un desenlace inesperado. Los guionistas tramposos lo fían todo a un giro de última hora (¡estaban muertos! ¡el asesino es la víctima! ¡todo era un sueño de Antonio Resines!), los maestros de la escritura dejan que el curso de las cosas cambie gota a gota. Courtois, el gran señalado en derbis anteriores, empieza encajando, salvado por los postes y por un defensa. A la altura de la prórroga es un pulpo que llega a balones inverosímiles, y el cambio es tan gradual que uno no se da cuenta hasta que canta el "Curtuá, curtuá, curtuá curtuá..."


[...]

Ricardo dijo...

Que Juanfran sacara el balón bajo palos no puede ser casualidad, es otro guiño. Se le ha criticado por su origen vikingay y por su bajón de rendimiento este año -el toque de M&C, un tolojodo de manual-. La prensa lo crucificó por su fallo con Ejpaña. Parecía un tipo simpático, pero torpe, el secundario gracioso y prescindible. Para él reservaba la historia el papel de secar al macarra malpeinado -lo controló bastante bien gracias a las ayudas- y esa parada de balonmano. Otra referencia culta, esa iba para Hombrados y esa sección de balonmano que también es parte de la historia rojiblanca.

Mario es un personaje algo peor escrito. Un par de fallos al inicio para que Hércules lo ponga a parir, este chico es un caso, y luego un partidazo impecable. Poca sutileza, poco desarrollo, eliminando el error puede ser un arquetipo de héroe. Así parece que han querido darle un toque malote tan cutre como pintar llamaradas a un seat panda.

A estas alturas no tendría ni que explicar que el gol de Miranda es como es porque el Cholo había trazado una línea, repetir la copa del 96. Empezó con una concentración en los Angeles de San Rafael, acaba con el gol de Pantic interpretado por Miranda -a pase de Koke, que en realidad está llamado a ser el nuevo Pantic en estrategia, no me digan que la historia no es enrevesada-. Dicen que esta copa es para los niños que no habían visto ganar al trampas: para mi hay que haber vivido la historia para gozar de estos guiños.

[Me tengo que ir un rato, luego sigo. Me estoy emocionando con mi propia descripción, que lo sepan]

Wozniacki dijo...

Aquí va mi contribución a las crónicas…

Da la impresión de que había pesimismo incluso entre nuestras filas, seré ventajista pero el viajecito que me pegué desde el norte demuestra mi confianza plena en lo que pasaría aquella noche, cada palo que pegaban, cada fallo, cada parada de Cortuois me reafirmaba en que aquel era el momento elegido para el caprichoso destino que nos apartó de la victoria tantas veces.

Y no puedo dejar de acordarme de nuestros enemigos vikingos, igual que el portero se acordó de ellos durante la celebración. Resulta que estaba sentado al lado de un madridista de unos 20 años que me hizo disfrutar con su estilo madridista y, valga la redundancia, repugnante y cursi a la vez. Cada vez que C3PO cogía el balón le animaba con su voz aflautada: Vamos cris!. Tú puedes resolver esto! Otras veces decía: No madriz, ásí no, tienes que jugar mejor! Era tan patético su lamento que me recordaba a todos esos en la grada que veía casi enfrente diciendo esas mismas ridículas palabras. Y eso me confortaba aún más.

Hay quien ha dicho que estaba la gente más fría de lo normal…pues no se lo que será cuando estén calientes. Yo como Perico no he tenido voz durante 3 días, lo que me supuso dar una serie de explicaciones farragosas a una moza de buen ver que quería palique en el avión de vuelta y pedir por ser lo más fácil de pronunciar. El caso, que me despisto hablando de valquirias, es que los pobres cornudos trataron de hacer un poco de ruido un par de veces con su corto y lamentable plasplasplas…madrí! Y luego se quedaban escuchando cómo en el otro fondo no se paraba de animar y hasta daba la impresión de que el resultado no afectaría a la moral de la afición. Eso debe joder, porque los cornúpetas desalojaron su bonita pocilga como si se hubiese declarado un incendio, en un minuto quedaban los restos, en dos ondeaba la bandera que decía “siempre fieles” rodeada del vacío y el eco que provenía del otro fondo.

Así que cuando acabó el partido me senté un ratito porque yo ya lo había dado todo. Disfruté de los jugadores dando vueltas de celebración, de la sensación del deber cumplido por nuestra parte y por la otra, ahora ellos saben lo que es sufrir, el decir “y si hubiese entrado ese palo”, y si no nos llegan a expulsar a ese… (esto les va a hacer una marca en su pequeño y pútrido corazón madridista que ya veremos si no crea una racha contraria a la sufrida en los últimos tiempos).

Dimos el paseo hasta Neptuno rodeados de Atléticos que comentaban las diversas jugadas y situaciones y allí dejamos atrás el algarabío propio de la noche. Era noche de fútbol, no había mayor celebración que repasar las jugadas en mi cabeza tranquilamente…

Ricardo dijo...

[...]
Gabi es otro personaje novelesco. Canterano descartado dos veces, que prometía mucho, que jugaba bien en equipitos, pero que nunca fue capaz de demostrar mucho con nuestra camiseta. Que se vuelve desde el Zaragoza, donde era capitán (general) sin tener asegurado ni jugar, y con la gente de uñas. En poco tiempo se hace con la titularidad y el brazalete.Habiendo sido Antonio López un dignísimo capitán -al que echamos de menos, sobre todo Conil_Spirit- Gabi es otro nivel. Todo respeto, pero todo intensidad. Y para este hombre también tuvo su escena la noche. Cuando el portugués idiota (el del número 9, digo) le arrea la coz, revivimos la cotidianidad deportiva. El fútbol moderno es el de los Ronaldos, estrellitas engreídas aupadas por la prensa, mimadas hasta el extremo, admiradas pese a su ínfima calidad humana. El símbolo del fútbol moderno puede patear a un símbolo de otro fútbol, y otra forma de vida. Y mientras te golpean, la prensa dirá que no ha sido nada, y a veces -muchas- quedará impune. Pero en ocasiones el fútbol de verdad gana, y se levanta ensangrentado mientras el otro se reune con los de su calaña. No creo que la expulsión fuese definitiva para el resultado, pero sí lo fue simbólicamente. Después a Gabi lo expulsan, pero a pocos importa, porque la justicia de antes no era deportiva, sino poética, y en la poesía no tiene lugar la compensación. Ver a Gabi con la nariz inflada en las celebraciones le da un toque humano, sufrido, a un momento de euforia. [Habéis sangrado por Wallace, sangrad hoy por mí].

Falcao, el héroe esperado, el Príncipe que fue prometido, jugó bien. Pero no fue el protagonista. Trabajó muchísimo, le da el gol a Costa, pero nuestros hábiles guionistas no sólo juegan con el pasado, sino con el futuro. Quién tiene un pie (o media cabeza) fuera del equipo no puede ser quien ostente la gloria en una noche perfecta. Falcao quiso ser protagonista, pero al final parecía asumir quedar en segundo plano. La afición rojiblanca no cantó su nombre como otras noches: era un aviso y un mensaje al resto. Este equipo es más grande que cualquier jugador, por bueno que sea. Falcao puede ir a buscar fortuna donde quiera: le recordaremos con cariño. Pero que no olvide que en otro lado no será lo mismo, ni parecido. De nuevo, un broche ideal, un final -doy por seguro que se va, después de haber dicho cien veces que tal vez no lo sea- escrito con maestría. Nuestra victoria no podía empañarse con el abandono del mascarón de proa. Si Falcao hace los dos goles, su marcha nos deja huérfanos, tendríamos el sabor agridulce de ganar en el campo y perder en los despachos. Tal como ocurre, Falcao se va con un pellizco, siendo él el huérfano. Volveremos a ganar sin tí, tigre.

Los focos son para Costa, el pendenciero, el más odiado por la prensa, el que se queda. Hace un partido impoluto, marca, juega, defiende. Falcao hace una maravilla en el centro del campo, y a continuación pasa la bola a Costa. ¿Ven el paralelismo? Presente, pasado, futuro del equipo. Del chico bueno y religioso (que encanta a la prensa) al chico malo y malencarado. Falcao es fútbol moderno, fondos de inversión y botas de diseño. Costa es sabor a campo de tierra. El fútbol moderno está muy por delante, pero hay espacio y momentos donde eso no cuenta.

Hércules dijo...

Grandes,Perico y Woz.

Pero,Ricardo,joder lo de Ricardo


plas...


plas...

plas...
plas,plas,plas,plas...

Desde esta esquina,sólo decir...,envidia,mucha envidia,hacia los que ahí estabais.Y,personalmente,el triunfo más especial de todos los últimos.Con diferencia.Cuentas saldadas con ciertos cornúpetas locales,sábado resacoso,domingo de regocijo en el buceo mediático,y lunes laboral grandioso.

Felicidades a todos !!!

Hércules dijo...

Ah.Ese fichaje de Toulalan,ya me está tardando.

Sí,ya sé,que este Mario se crece en las finales,es canterano,majo,buen chico,y tal.Pero.

Lo dicho.El francés,ya.

Suro dijo...

Enormes historias, que revivimos cada vez que las leemos como si hubiéramos estado allí mismo.

Me gustan vuestras crónicas y me gusta la emoción que irradian, igual que las emociones que generó el partido y las que aún genera el resultado.

Estoy deseando que salga el DVD de maraca mañana pues puse a grabar el partido pero no se grabó (misterios...) y necesito volver a verlo como hago casi siempre que merece la pena repasar nuestro partido para ver si lo que recuerdo sucedió tal cual, ver lo que la adrenalina no me dejó contemplar y volver a disfrutar de la obra de arte que supone el tan merecido título.

Ricardo: cojonudo relato, emotivo, épico y prosaico. Espero que cuando llegue la noche, en horario para adultos, nos remates la crónica con la celebración, con o sin fuente.

Gracias a todos y GRACIAS ATLETI!!

Ricardo dijo...

En realidad quería escribir una sábana más, con algún detalle de guión más.

La ironía del "sí se puede" que entonábamos cuando colamos el 1-2, el choteo del "mourinho quédate"... hubo puntos de humor también pero no me quiero meter.

Me limito al gesto de Koke. Los ciervos ya andan apagando las luces para echarnos, los jugadores en su mayoría están en vestuarios, la sensación es que ya ha terminado todo. Pasan los títulos de crédito, los agradecimientos... y como en algunas grandes películas, todavía quedaba una última escena. Una escena bestial, de pelos de punta. Koke se acerca sólo al medio campo, despliega una bandera rojibanca con el mimo con el que un padre arropa a un hijo. Se arrodilla, la besa, y la deja allí. Tierra conquistada por un canterano que casi no recordaría la última vez que ganamos allí.

[Se encienden las luces, y el público que abarrota la sala se deja las manos aplaudiendo 10 minutos seguidos]

No puede haber final más glorioso, ni que invite más a producir una segunda parte, una secuela, una precuela, una escuela o lo que haga falta. El que no lo haya visto, que busque la imagen, vale muchísimo la pena.

De la celabración no tengo tantos detalles graciosos como otras veces. Por supuesto, me dediqué a confraternizar con todo rojiblanco que estuviera cerca y que me diese bola. Y resultó que algunos de mis desconocidos del alma eran familia de los jugadores -allá estaba la novia de Curtuá, que está muy rica, por cierto, aunque con ella precisamente no confraternicé-. La familia de Juanfran, que son encantadores, me dejó sacarme una foto con la minicopa que les dan a los jugadores. Teníais que ver la jeta desencajada que tengo en la imagen: ¡tremendo documento!

La bajada de pulsaciones después del partido me dejó reventao. Iba en una nube, la euforia disipándose y el cansancio emergiendo. Nunca dudé de la victoria a nivel consciente, pero se ve que cierta tensión andaba reprimiendo. Bajando la Castellana tenía ganas de hablar de lo visto, de revivir momentos, pero no era momento de hacer el tonto.

No interactué mucho con los otros rojiblancos que hacían el mismo paseíllo: yo sabía lo que ellos habían visto, y ellos sabían que yo lo había visto también. Los coches pitaban y algunos cantaban, pero no era un desmadre, era algo serio. Nos habíamos dejado las gargantas donde de verdad contaba, donde marcaban diferencias. La marea rojiblanca transmitía una sensación de fuerza serena: somos muchos y somos grandes. Y vamos a Neptuno por más que la policía y las autoridades hayan dicho lo contrario. Algunos emprendedores nos ofrecían cerveza, y creo que me tomé un par, pero no pegaba emborracharse.

Ahora bien, al pasar por la diosa de los cornúpetas no pude evitar arrancarme (y un buen grupo me siguió) con el clásico musical, pieza de calidad y buen gusto:

NEPTUNO A LA CIBELES, SE LA VA A FOLLAR
NEPTUNO A LA CIBELES, SE LA VA A FOLLAR
LALALALA-LALALA-LALA-LA-LA-LAAAAAAAAAA
SE LA VA A FOLLAR

(Moraleja: por más que me ponga en plan poeta barato y lo cuente floridamente, el espíritu de FRDLF sigue allí)

Suro dijo...

Lo dicho: entrañable. Me recuerda aquél otro cántico ante la fuente de la diosa, en el 96, de "Hoy Neptuno, se folla a la Cibeles!!"

Perico dijo...

Olé, por Don Ricardo! Por toda tu narración y por el símil con la película y un guión escrito, un buen guión.

He visto la foto de Koke con la bandera, pero pensé que era antes. Vi a Curtuois con una bandera con mástil que la clavó en el área del Fondo norte un rato. Luego Gabi cogió esa bandera un rato también.

A la salida del campo, la sensación que tú describes era la que tenía la mayoría de la gente: fuerza serena, ORGULLO, alegría y satisfacción. Esa una sed de venganza acumulada durante años y saciada de golpe; sumado al bajón del cansancio y la tensión descargada. A mí no me alcanzaban las fuerzas como para llegar a Neptuno. A mitad de camino, nos desviamos a casa de un amigo.

Las conclusiones que he sacado de la final es que estoy viejo; en el año del Doblete o en las finales de Copa del 91 y el 92, llegaba a Neptuno y luego me iba de farra hasta las 6 de la mañana. La tensión me dejó machacado, sólo tenía ganas de llegar a casa y empaparme de información en internet sobre la Final y meterme en el sobre.

A las 2:30 horas, roto, afónico, helado de frío y con sólo un par de copas en el cuerpo (o tres contando con la de S.M.), ya estaba deseando marcharme a mi casa.

Hernán Cortés dijo...

Gracias a todos por las crónicas. Me siento como si hubiese visto el partido y lo hubiese hecho en el campo....

Y como uno es un poco rencoroso, al placer del triunfo hay que sumarle el haber dejado al Madrid con una sola celebración este año; ¡¡La despedida de soltero de Di Stefano!!

Por cierto, si viene Negredo, aquí un enemigo para lo que haga falta y haga lo que haga.

Wozniacki dijo...

Serán todo inventos de la prensa pero ya que Hernán ha abierto la veda...

Si viene Thiago, aquí un amigo para lo que haga falta...

pablo dijo...

Sí, algo he oído/leído, Woz, dicen que Thiago podría llegar entrando Adrián en un trueque (ya lo quería Pep en su momento), yo soy bastante escéptico en ese sentido, pero oye, bienvenido sea el trueque, quizá el mediocentro sea algo irregular y no haya explotado del todo, pero también quizá tenga mucho que ver la gran competencia que tiene en su puesto. No es fácil pasar por encima de los Xavi, Iniesta, Cesc...


Por otra parte, que Falcao se va a ir no nos pilla de sorpresa, y a mí me da exactamente igual que elija Londres, Mónaco, París o Manchester... parece que será al final Mónaco junto a los James Rodríguez, Moutinho, Valdés y cía, pues que le vaya bonito y gane mucho dinero, está por ver que vaya a ganar una Ligue 1 en la que el PSG ha tardado dos años en conseguir vía talonario y en la que les lleva una ventaja considerable de acoplamiento, si encima sigue "Yo Claudio", que no les pase nada...

¿Quién va a llegar por él? Pues a saber, hay terremoto de delanteros en el mercado, en principio Neymar llega al Barcelona para hacer bulto y quizá peso muerto, Villa podría dejar el club vía Liverpool, que a su vez vendería a Suárez... mientras tanto, Cavani deja Nápoles vía España (¿Trampas? ¿nosotros? Aunque hablan también de un trueque con Dzeko) y Rooney se deja querer por el PSG y demás futuribles, Lewandowsky abandonará Dortmund camino de Munich, "obligando" a Mario Gómez también a hacer las maletas si quiere jugar.

Y a nosotros nos colocan a Negredo. Tócate los huevos. Si es que casi prefiero a Agirretxe, hostias.

pablo dijo...

Por no hablar de Rakitic, para mí que Del Nido está tieso, debe todavía el dinero de Reyes y quiere saldar la deuda con algún jugador, además de recibir pasta.

w dijo...

Oye pues Aguirretxe, otro amigo para lo que haga falta.

Está ya permitido especular sobre fichajes?

alaggo dijo...

Especulemos. Sonó Di María hace un par de años y lo ficho el mandril por lo que ni Luis Suárez ni Cavanni vendrán. Falcao vino porque los grandes tenían dudas, pagar mucho por un tipo al que no atribuían los goles, pensaban que eran más importantes los que le rodeaban, sonó la flauta como podía haber sido un pufo. Quizá deberían probar con el tal Burak y a ver si vuelve a sonar. Si Falcao se va a un equipo de mierda por dinero dudo que Diego venga ganando menos con la edad que tiene, el proyecto y la champions atraen menos que la pasta gansa. Rakitic es como Guti, muy intermitente, eso sería un buen gol que nos colaría Del Nido. En cuanto a Miergredo, lleva 20 goles, sí, pero su declarado mandrilismo me repugna y me recuerda mucho a Salva, un año bueno y después no da la talla. Preferiría que intentaran fichar a Villa, aunque sea un imbécil hace goles siempre, jugando mucho o poco. Lo de tratar de conservar el bloque bien, pero incluir en esas intenciones al Tarugo es que no me entra en la cabeza. Por último, si no le va a dar una oportunidad seria a Manquillo, lo que necesitamos es un lateral derecho como el comer.

pablo dijo...

Francamente, a Luis Suárez no le quiero. Será muy bueno, un crack, pero con la tendencia que muestra a agredir contrarios aquí le caerían sanciones con la misma (o más) facilidad que en Inglaterra, haría parecer a Costa una monjita. Yo creo que el Madrid fichará a Cavani, y no sé qué hará Mendes con nosotros, puede que nos coloque a Burak a buen precio, o puede que quiera promocionar algún fichaje de los suyos tipo Damiao (ese que aparece hoy). Eso sí, 30 kilos por un brasileño que no ha demostrado nada en Europa aparte de una temeridad es prohibitivo para las arcas rojiblancas, eso lo pueden hacer los Tramposos, que para eso pagan con dinero del monopoly.

A mí me gusta mucho Griezmann e Illarramendi de la Real, pero no creo que vayan a debilitar mucho el bloque, venderán a uno o dos por un buen montante y se reforzarán a bajo coste. Esa venta bien podría ser Iñigo Martínez por un pico y a fichar algún defensa central apañado... ya veremos. Por si acaso yo preguntaba por el francés, incluso les regalaba al tal Leo a cambio.

pablo dijo...

Hay post.

Publicar un comentario

Este es un blog del ATLÉTICO DE MADRID. Todo comentario que contenga insultos hacia cualquier miembro del blog o que sea ofensivo con nuestro club u otros aspectos que considere inoportunos, será automáticamente eliminado.